Cómo Acertar a la Hora de Fotografiar el Otoño

En un intento de ayudarte a escapar de la típica foto de otoño que todo el mundo hace, la semana pasada te mostré 7 formas creativas de fotografiar un otoño diferente. Hoy me gustaría explicarte algunos aspectos muy importantes, a tener en cuenta a la hora de salir a hacer fotos del otoño. En el artículo de hoy nos abstraemos un poco de la foto en sí, y analizamos otros factores, externos a la foto pero que influirán muchísimo en que obtengas una foto normal y sosa o una grande y espectacular 🙂

Vamos al lío.

Cuándo fotografiar el otoño

El mejor momento para disfrutar de la fotografía de otoño es por la mañana temprano o por la tarde a última hora. Son momentos en los que la luz está es su momento de máximo esplendor, y nos ayudará a plasmar unas imágenes únicas.

Para las fotos de por la tarde, si no te queda muy claro qué momento de la tarde es el más óptimo, fíjate en tu propia sombra. Si ésta es más larga que tu altura, ése es un momento perfecto. Ahí la luz solar es más suave y dorada, y permite capturar unas fotos tremendamente espectaculares. Créeme, la misma foto que en otro momento del día (tipo al mediodía) te habría parecido sosa y aburrida, tomada por la mañana temprano o por la tarde a última hora te dejará boquiabierto. Pruébalo.

Salir temprano o tarde también nos permite encontrar los sitios un poco más «despejados» de la muchedumbre. Una fotografía muy otoñal tiende a mostrar un número muy reducido de personas, quizás una nada más (¿para transmitir soledad tal vez?), a lo sumo dos (dos personas caminando juntas, transmitiendo intimidad y cercanía tal vez). Incluso nos puede interesar que la escena esté totalmente despejada si en un momento dado queremos retratar un paisaje despoblado de gente.

Foto otoñal hecha con niebla
Foto otoñal hecha con niebla

Otro momento «simpático» para tomar fotos del otoño es cuando nos encontramos con un banco de niebla. Esto tiene que coincidir con un lugar o paisaje fotografiable, un lugar que dé juego para una foto interesante. No se trata de fotografiar la niebla porque sí. La niebla normalmente es un acompañante, un elemento «ambientador», mientras que el protagonista es ese paisaje, árbol, iglesia o caminito.

Si quieres perseguir momentos y lugares con niebla presta atención al parte meteorológico la víspera del día en que vayas a salir.

Dónde fotografiar el otoño

Improvisar está bien, pero si quieres conseguir una magnífica fotografía otoñal tienes que preparar algunas cosas de antemano. Una de ellas es un listado con cosas, lugares y elementos que quieras fotografiar. No tiene que ser un listado muy exhaustivo, tampoco vas a tener que seguir ese listado a rajatabla, pero es una orientación que te ayudará a ir en la buena dirección cuando salgas de excursión fotográfica, en vez de ir improvisando sin rumbo.

Piensa en lugares que conozcas donde puedas encontrar motivos otoñales. Seguro que hay un sitio o dos cerca de donde vives en los que puedes encontrar contenido visual fotografiable: un parque, un puente, un arbol, un riachuelo, unas hojas o castañas caídas al suelo, cestitas de fruta de temporada, en fin, cualquier elemento que conecte al espectador con el otoño.

Ah, importante: el otoño no es lo que quieres transmitir en sí. Quieres contar una historia, hacer que el espectador perciba una emoción en su interior. Más allá de decir «Oh, qué bonita foto de otoño», el espectador tiene que fijarse en algo dentro de la foto. Piensa en el otoño y en las historias que lo puedan caracterizar, e intenta retratar una: soledad, silencio, vejez, ternura, calidez… Tú eres el autor de la historia, tú decides.

Con quién salir

Sólo. A menos que necesites ayuda logística para montar o sujetar el equipo, o a menos que lleves a un acompañante como modelo para un retrato otoñal, las mejores fotos del otoño las harás cuando estés solo. Salir de excursión fotográfica con más gente conlleva un compromiso. Por mucho que a tus amigos les gusten tus fotos, te apoyen y te digan que las tomes tranquilamente, que ellos te esperarán, al final acabas haciendo las fotos con mucha prisa, te concentras menos, si en uno o dos disparos la foto te sale mal te da apuro seguir jugando con los ajustes a tu gusto hasta conseguir esa foto que buscas, lleve los disparo que lleve.

Si quieres practicar una fotografía otoñal seria, lo mejor es que salgas tú sólo, o que acuerdes con tu acompañante o grupo de amigos una pequeña pausa durante la cual ellos harán algo diferente mientras tú te dedicas tranquilamente (y a tu bola) a hacer lo que más te gusta, fotografiar 🙂

La excepción a esto es si sales con otros fotógrafos equipados a su vez con cámaras y salís todos con el mismo fin, fotografiar el otoño. No sólo no sería mala idea, todo lo contrario, compartiendo tus experiencias con otros colegas fotógrafos puedes aprender nuevas perspectivas, escuchar críticas constructivas y ver formas distintas de fotografiar lo mismo consiguiendo resultados diferentes.

La hoja como protagonista de la foto
La hoja como protagonista de la foto

Qué llevar contigo

Al tratarse de una excursión (aunque sea de sólo una hora al parque cerca de donde vives) necesitarás:

Cómo configurar la cámara

No te puedo dar los ajustes exactos porque éstos variarán en función de la escena, el momento del día, la cantidad de luz, el hecho de que haya sol o nubes. Hay que ir probando (y aprendiendo). Sí te puedo proponer los ajustes que yo usaría como punto de partida para disparar la primera o segunda foto de prueba, a partir de las cuales iría modificando estos ajustes en una dirección u otra.

El otoño es una estación de poca luz, o por lo menos, ésta es de menor intensidad que la del verano por ejemplo. Si a esto sumamos el momento ideal en el que hacemos una foto otoñal, que sería por la mañana temprano o ya a última hora de la tarde, se nos presenta una situación que nos requiere unos ajustes muy particulares.

La semana que viene te desvelaré los ajustes que yo uso a nivel personal para realizar fotografías otoñales. Te explicaré qué combinación usar de apertura, velocidad de obturación e ISO en función del tipo de foto otoñal que quieras usar.

Si no te lo quieres perder, estate atento la semana que viene 😉

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*